Sobre la Comunicación "A" 7327 BCRA



A partir de consultas que varios Bancos han realizado, se espera que el BCRA emita una aclaración con la interpretación que debe darse a los alcances del punto 3.16.3.3. y 3.16.3.4 del texto ordenado de las normas de cambio, según la redacción dada a los mismos, por la reciente Com. A 7327.

Las dudas e interpretaciones que giran alrededor de estos puntos, están motivadas en las DDJJ que las empresas deben realizar adicionalmente a las otras ya existentes, para tener acceso al MULC y no quedar alcanzados por la conformidad previa del BCRA.

Todo ello porque el 3.16.3.3. obliga al solicitante del acceso al MULC, a declarar toda persona humana o jurídica que ejerza una relación de control directo sobre la empresa y que para determinar esa nómina, se debe seguir el criterio del punto 1.2.2.1 del Manual de grandes exposiciones al riesgo de crédito del BCRA.

El espacio de interpretaciones diversas adquiere la figura de circulación comunitaria de un virus, cuando a partir de individualizar a aquella o aquellas personas que poseen tenencias, que le permiten controlar la voluntad de la sociedad operadora en el MULC (primer párrafo del punto citado) el lector se zambulle en los criterios del manual: ahí todo parece derramarse, porque en materia de relación de control, se comienza por un piso de tenencias no inferior al 25% que resulta algo lógico, pero en una serie de puntos siguientes, el texto sale de la figura de relación de control directa para pasar a las relaciones de control indirecto, continuando por las personas controladas por aquellas que ejercen relación de control -que deja entrever la figura del director de la sociedad-, y finalizar en la mención directa -bajo determinadas circunstancias- del director o la función que pueda ejercer en el tema en trato, el cónyuge o conviviente.

En resumen, el BCRA ha demostrado que, para intentar evitar que alguien pueda seguir operando en el MULC burlando la veda de los 90+90 y operar simultáneamente en CCL, triangulando fondos por interpósita persona, se puede emular la caja de Pandora en unos pocos párrafos.

Ese simple click en una DDJJ digital de cierre de cambio, requerirá previamente de un dictamen dado por una convención de juristas expertos en temas societarios.

Ese es el motivo de la consulta y se aguarda para hoy o mañana la interpretación del BCRA a la misma. Estas aclaraciones, la Gerencia de Exterior y Cambios suele hacerlas por mail a las entidades que nuclean a los Bancos y no siempre aclaran.

Algo que sí está claro es que si 90 días antes del 12.07.2021, la empresa que está solicitando el acceso al MULC, según lo previsto por el punto 3.16.3.4. hizo entrega a la persona que ejerce relación de control directo, de fondos en moneda local o activos líquidos expresados en moneda local y el receptor de los mismos hace una DDJJ que el destino de lo recibido no fue operar en CCL, el banco interviniente no debe trabar el acceso al MULC del solicitante.


269 vistas0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo