Prohíben la venta en farmacias de los test rápidos para detectar COVID-19



El Gobierno de la Provincia de Buenos Aires prohibió este miércoles la venta en farmacias de los productos de test rápidos para detectar coronavirus (Covid-19). Señalaron que esas pruebas son "de uso profesional excluyente y deben realizarse en laboratorios de análisis clínicos".

La medida tendrá vigencia mientras perdure la declaración del estado de emergencia sanitaria en el ámbito de toda la provincia a tenor de la enfermedad por el nuevo coronavirus.

El Ejecutivo provincial recordó que "todos los test para Covid-19 que se encuentran actualmente disponibles son de uso profesional exclusivo y deben realizarse en condiciones e instalaciones adecuadas, por ello son de venta exclusiva a laboratorios de análisis clínicos”.

Apuntó, además, "que está claramente normado en los procedimientos sanitarios Covid-19, que cualquier resultado debe estar cargado en el SISA (Sistema Integrado de Información Sanitaria Argentina) por un profesional inscripto que sea titular de un laboratorio habilitado por la autoridad competente".

"En esa línea, unos de los objetivos del SISA es crear la Ficha Única del ciudadano como eje central para el registro de la información sanitaria, que evidentemente podría violarse si e comprador del producto realiza por sí mismo la prueba", se señaló.

Covid: Test rápido de 15 minutos

Hace algunas semanas, a mediados de abril, las farmacias comenzaron a vender un test rápido de antígenos SARS-Cov2 para conocer si una persona es positivo de coronavirus.

El test chino Immunobio, del laboratorio Hangzhou Immuno Biotech CO Ltd, permite conocer en 10 minutos el resultado con un nivel de sensibilidad del 96,8%.

La Administración Nacional de Medicamentos, Alimentos y Tecnología Médica (Anmat) aprobó su uso y comenzó su venta libre en las farmacias del país. Sin embargo, el organismo sanitario aclaró que es un producto de uso profesional exclusivo, de manera que los únicos que deberían realizar la prueba son médicos y bioquímicos.

El test se hace a través de un hisopado que busca obtener secreciones de garganta y nasales para la detección de coronavirus. El mismo está compuesto por una bolsa de aluminio con cassete de prueba y desecante, tampón de ensayo (buffer), hisopo estéril y tubo de recolección de muestras e instrucciones de uso)".

De todas maneras, la caja aclara que “los resultados negativos no descartan infección por Covid-19”.

El descontento de los bioquímicos

Tras el anuncio de la venta libre de los test rápidos de antígenos, primicia de BAE Negocios, entidades de bioquímica mostraron su descontento por la comercialización de las pruebas.

Cecilia Ghisolfi, presidenta de Sección Bioquímica del Colegio Oficial de Farmacéuticos y Bioquímicos de Capital Federal, denunció que meses atrás la Anmat "pensaba diferente" e impidió al laboratorio Abbot la venta directa a empresas de un test rápido.

"Queremos saber si hubo un error o un cambio de clasificación para permitir el uso y la venta de un producto médico que es de uso Profesional exclusivo en farmacias", sostuvo.

Diferencia entre PCR y test rápido

La reacción en cadena de la polimerasa, conocida como PCR por sus siglas en inglés, es una técnica de la biología molecular que funciona como un tipo de prueba diagnóstico y se utiliza hace años para detectar enfermedades infecciosas.

Desde el inicio de la pandemia de coronavirus, se utilizó al PCR para conocer si una persona es positivo de esta enfermedad. Sin embargo, recientemente se incorporaron en el mercado los test rápidos de antígenos. ¿Cuáles son sus principales diferencias?

Los test de antígenos, como el Immunobio, son más fáciles de usar respecto al PCR, aunque debe ser ejecutado por personal especializado.

Los resultados del test de antígenos son más rápidos, demoran entre 10 y 15 minutos aproximadamente. La prueba contiene una tira de papel en la que aparece una reacción (por ejemplo, una o dos líneas) que indica si el resultado es negativo o positivo. En cambio, el resultado del PCR está disponible entre uno y dos días luego de realizado el hisopado.

Esto se debe a que los PCR precisan de un análisis de laboratorio, a diferencia de la prueba de antígenos.

Otra diferencia clave está en su sensibilidad. Los test rápidos no siempre tienen resultados correctos. En cambio, las pruebas PCR muchas veces continúan arrojando resultados positivos a pesar de que la carga viral sea ínfima.

Por esta razón, a pesar de haber recibido un resultado negativo de una prueba de antígenos, recomiendan realizarse un hisopado PCR si los síntomas persisten.

Fuente: BAE

2,531 vistas0 comentarios